Villatún o Nguillatún

Lugar: varias localidades (Covunco, Cajón chico, Corcovado, etc) provincias de Chubut y Neuquén, Argentina.
Época: Variable, durando tres días.
Tiene por objeto pedir favores a los espíritus del bien, para que termine la sequía, una peste, la excesiva lluvia, etc.
Es una ceremonia pagano religiosa de menor importancia. Tiene mucho parecido con el Camaruco, por lo que también es llamada Fiesta Cívica por los lugareños, mapuches o descendientes de mapuches y a veces la consideran como un complemento de aquella otra.
Los mapuches actuales dicen que es como una misa de los cristianos. Concurren tribus vecinas y amigas que han sido especialmente invitadas, con lo que el número de los presentes puede ser considerable.
El primer día se sacrifica un cordero joven y luego tiene lugar un baile al son del kultrun, mientras los espectadores adultos montan a caballo y dan vuelta en torno de los danzarines. Con posterioridad éstos huyen hacia el bosque vecino o montaña cercana perseguidos por los caballeros. Cuando vuelven es porque allí han dejado a los malos espíritus. Se complementa a veces con las llamadas ofrendas del mudai, que consisten en derramar los cántaros que contienen chicha de maíz, trigo o cebada, luego de haber hecho invocaciones al cielo. A veces colocan en dicha bebida hojas de araucaria (pino cordillerano conocido también como pehuen), por ser el árbol sagrado de los indígenas de la región.
Por último, una machi (hechicera) entra en contacto con Nguenechén y hace la predicción del futuro.
Los días restantes se dedican a beber y a comer en abundancia.

Félix Coluccio: Fiestas y celebraciones de la República Argentina, Ed. Plus Ultra, 442 pág, 4ta. edic, 1995.